Unicef: 4200 nií±os mueren al dí­a por falta de agua potable

Agua contaminada

Más de 4200 niños menores de cinco años mueren por falta de agua potable y por las enfermedades asociadas a esta carencia, representando la segunda causa de muerte en este sector de la sociedad, según indica un informe divulgado este viernes por el Fondo de la Organización de Naciones Unidas para el Infancia (Unicef, por su sigla en inglés).

A propósito del Día Mundial del Agua, que se conmemora el 22 de marzo próximo, la jefa de la Sección de Agua, Saneamiento e Higiene de Unicef, Clarissa Brocklehurst, recordó que “el acceso al agua potable y el saneamiento es esencial para todos los aspectos de la vida de los niños, desde la salud y la supervivencia hasta el respeto de su dignidad”.

La Unicef añade en su informe, presentado en el V Foro Mundial del Agua que se celebra desde el pasado día 16 y hasta el próximo domingo en Estambul (Turquía), que cerca de 900 millones de personas de todo el mundo no cuentan con agua potable en sus casas, al tiempo que 125 millones de infantes menores de cinco años viven en hogares con este problema.

Las Naciones Unidas calculan que casi la mitad de la población mundial, 2 mil quinientos millones, no cuentan con servicios de saneamiento de aguas “lo que constituye una amenaza a su salud y pone en peligro la calidad del agua que consumen”.

África, sobretodo su oeste y centro, son las regiones del globo que tienen menos cobertura de sistemas de saneamiento y acceso al agua potable.

En estas regiones, donde viven 20 por ciento de la población mundial que carece de acceso al agua potable, 170 millones de personas, la mitad de ellas menores de 18 años, según los datos de 2006, 46 millones más de los que no tenían este recurso en 1990.

El informe también da cuenta de países en los que el abastecimiento de agua no llega a la mitad de sus habitantes, entre los que destacan los africanos: Guinea Ecuatorial (43 por ciento de cobertura), Níger (42 por ciento), Nigeria (47 por ciento), la República Democrática del Congo (46 por ciento) y el Chad (48 por ciento).

“La evolución del suministro de agua es claramente insuficiente en comparación con el nivel necesario para alcanzar el Objetivo del Milenio número siete, que contempla la reducción a la mitad del porcentaje de población que no tiene acceso a agua potable de manera continuada”, lamentó Unicef.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.