OZONOTERAPIA DENTAL

El Ozono es la forma alotrópica del Oxígeno (O2), éste se forma cuando los dos átomos del oxígeno estable, son excitados y se unen tres átomos de oxígeno muy activo e inestable (O3), con un poder germicida de amplio espectro, capaz de eliminar y destruir bacterias, virus, hongos y esporas. El ozono también tiene el poder de cauterizar y cicatrizar.

El odontólogo alemán E. A. Fisch comienza la aplicación del Ozono en los tratamientos dentales con enjuagues de agua Ozonizada.

Existen dos formas de generar Ozono la primera es por medio de una descarga en Efecto Corona, ozono para inyectar (sistémico), ozonificar agua, etc. y Plasma en Frío (sistémico local).
Los que producen ozono por medio de Descarga en Corona necesitan la alimentación externa de oxígeno por medio de un tanque y tienen una producción alta de ozono.

Los generadores de ozono por medio de Plasma en Frío consisten en una sonda de cristal con gas He, Ne y Argón que se activa por un generador que al ponerse en contacto con los tejidos estimula el oxígeno contenido en la hemoglobina produciendo el Ozono.
En el campo dental los aparatos generadores de ozono que más se usan son:

Por PLASMA EN FRÍO, siendo éste el que tiene mayor aplicación en Odontología ya que cuenta con varias sondas para diferentes aplicaciones, más la comodidad de no necesitar la alimentación de oxígeno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.