Ozono desinfectante

Ozono desinfectando bacterias

En esta secuencia de imagenes se obseva como las moleculas de ozono atacan y penetran la pared bacteriana creando agujeros iniciales finalizando con la total destrucción de la celula bacteriana.

La desinfección es la aplicación convencional mejor conocida de la ozonización. En desinfección, la ozonización, es comúnmente usada al final de la cadena de tratamiento, como cualquier otro desinfectante. El ozono, en base a su gran poder oxidante es capaz de realizar una labor desinfectante mucho más eficaz que la que realiza el cloro, debido a que su poder de oxidación es mucho mayor actuando entre 600 y 3000 veces más rapido.

Inactivación de los organismos patógenos en el agua por el ozono.

Además de los microorganismos expuestos en la tabla anterior también se ha podido ensayar la capacidad de desinfección del ozono sobre otros microorganismos.

Streptococcus Phaecalis Legeron 1984. Esta bacteria es mucho más fácilmente destruible que E. Coli, de tal ,manera que la concentraciones de aproximadamente 0.025 mg-l. el 99% de inactivación es obtenido en 20 segundos, tanto a 25 ºC como a 30ºC.

  • Bacillus Megaterium
  • Bacillus Cereus
  • Mycobacteruim Tuberculosis
  • Pseudomonas Aeruginosa
  • Clostridium Perfringens
  • Staphylococcus aureus
  • Quistes de Entamoeba Hystolitica
  • Shigella Sonnet
  • Candida Parapsilosis
  • Penicillum
  • Botrytis Cinerea
  • Alternaria Tenius
  • Sacharomyces
  • Rizopus Nigricans
  • Etc

Sobre todos los microorganismos expuestos se ha ensayado con ozono como desinfectante y se ha podido comprobar su eficacia , huelga decir , que no todos los microorganismos muestran la misma sensibilidad.

El Ozono

El ozono es una variedad alotrópica del oxigeno.

Industrialmente se produce haciendo pasar una corriente de aire o de oxigeno entre dos electrodos sometidos a una diferencia de potencial elevada (hasta 20.000 voltios), recubriéndose al menos uno de los dos electrodos para evitar el arco eléctrico

Es empleado en la desinfección de las aguas cuando se quiere obtener una mayor eficacia, ya que el ozono es mucho más rápido en la oxidación catalítica de las proteínas y enzimas por su acción oxidante sobre los dobles enlaces. Otra ventaja del ozono frente al cloro es su eficacia frente a los virus. Suele producir un 99% de mortandad de muchas especies de virus con dosis residuales de ozono de 0.3 – 0.4 ppm durante 4 o 5 minutos.

Por ejemplo, ensayos realizados con cloro y ozono sobre virus de la poliomielitis han demostrado que con cloro se necesitan dos horas de contacto y 1 mg/l, mientras que el ozono necesita 12 minutos y 0.05 mg/l

(Para obtener el informe completo por favor contactar con www.o3blog.com )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.