Lola, automóvil de carreras ecológico

Para la realización de este automóvil, que necesitó nueve meses de plena dedicación y un costo de alrededor de 150.000 €, se utilizó todo tipo de tecnologías no contaminantes.

Las partes del coche están hechas con materiales reciclados, y el motor, que en su origen estaba adaptado para funcionar a diesel, sufrió las modificaciones necesarias para poder trabajar con los residuos generados por fábricas de chololate y plantas de aceite.

Otra de las novedades de Lola, cuya velocidad alcanza los 135 Km/h, es la presencia de un radiador que transforma el oxígeno en ozono. Es decir, además de no ser poluyente y utilizar materiales que pueden renovarse, el automóvil purifica el aire mientras está en funcionamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.