o3blog.com

Expertos aconsejan el agua de un manantial de Lanjarón para regenerar las pieles

Agua con poderes curativos

Las propiedades mineromedicinales de La Capuchina son idóneas contra el acné, la urticaria y el envejecimiento

Expertos en farmacéutica han recomendado las aguas mineromedicinales del manantial La Capuchina de Lanjarón para la regeneración de pieles muy sensibles que sufren el acné rosácea, “una alteración que se produce en la civilización por extremar la higiene”.

Así lo aseguraron ayer a Efe uno de los miembros del Comité Científico del Consejo de Farmacéuticos Españoles, José Manuel Carbajo, quien ha participado en la tercera edición del curso ‘Lanjarón: Agua y Cultura’ que se celebra en el balneario de la localidad granadina para analizar el agua desde el punto de vista de las artes, las ciencias, la música, el juego o la cosmética.

El manantial de La Capuchina es uno de los seis de aguas mineromedicinales, todos únicos, que el Balneario granadino utiliza para la prevención y el tratamiento de determinadas afecciones. Sus aguas se recomienda beber su agua por sus acciones depurativas al tener una mineralización fuerte y ser bicarbonatada, clorurada, sódica y cálcica. Sin embargo, también es idónea para pieles muy sensibles que sufren acné rosácea u otro tipo de enfermedades como la urticaria, según Carbajo, para quien el agua mineromedicinal «ha pasado de ser un elemento pasivo a un elemento activo» en el sector de la cosmética». Sus propiedades antioxidantes son preventivas del envejecimiento cutáneo, mientras que el silicio que alberga es un componente calmante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.