El ozono es capaz de frenar la artrosis

Artrosis ozono

La artrosis empieza muy pronto, a partir de los 30 años aunque es asintomática. Sobre los 50 o 60 años es cuando empieza a producir dolor articular, rigidez, inflamación, etc. Puede ocurrir que el desgaste sea el normal del paso del tiempo y no duela. …

Los cambios de tiempos influyen en este tipo de dolencias. La persona se siente molesta y entonces es evidente que tienen una lesión.

Son personas relativamente jóvenes de 50 -60 años, que empiezan a tener molestias y que su calidad de vida disminuye.

El ozono,de forma general, actúa a tres niveles: sobre los mediadores del dolor y se comporta como un pseudo- inflamatorio; mejora el sistema cartilaginoso articular y la flexibilidad de la cápsula articular.

El ozono es capaz de frenar la artrosis; cuando ya está instaurada, de mejorar y retroceder lo que se ha degenerado, de forma lenta.

La persona está asintomática, no tiene dolor ni molestias. En 3 o 4 sesiones empieza anotarse el efecto de la ozonoterapia.

El ozono tiene un efecto antioxidante muy importante, se puede volver a equilibrar la balanza como cuando se era joven. Esto tiene muchos beneficios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.